Publicidad | Vea su anuncio aquí

Larry Fitzgerald, feliz por llegada de Carson Palmer a Cardinals

130302_Fitzgerald

Larry Fitzgerald está contento con Carson Palmer enviándole pases (AP-NFL).

- NFL

El analista de NFL Network Kurt Warner reveló en marzo que Larry Fitzgerald lo llamó una vez por semana para rogarle que deje el retiro.

¿Competirán los Cardinals en la NFC Oeste? Opina en los foros de la NFL.

Esas peticiones de reclutamiento cesarán ahora que los Arizona Cardinals han añadido a Carson Palmer como quarterback.

“Él cree que esta es la mejor opción para que el equipo sea competitivo”, dijo una fuente cercana a Fitzgerald a Peter King de SI.com. “Está muy contento”.

¿Qué tan grande será la sonrisa de Fitzgerald?

Los Cardinals han tenido la peor situación de la liga en cuanto a quarterbacks desde el retiro de Warner, en la temporada 2010, hasta 2012. Los números por aire son aún más feos que el record de 18-30 (.375).

Los quarterbacks de Arizona tras Warner han completado solo 54.0 por ciento de sus pases en 6.2 yardas por intentos y una proporción de 42:63 en touchdowns contra intercepciones para un rating de 65.7.

En ese mismo lapso, Palmer ha completado 61.3 por ciento de sus pasea con 7.3 yardas por intento con una proporción de 61 a 50 en touchdowns contra intercepciones para un rating de 83.1.

Palmer no debe de ser considerado como un salvador, sin embargo. Si bien sus estadísticas convencionales se han mantenido más o menos consistentes, es difícil escapar del hecho de que sus equipos han tenido marca de tan dolo 12 y 28 (.300) en las últimas tres campañas. Sus dos años en Oakland produjeron una marca de 8-16 mientras que el mariscal al que reemplazó, Jason Campbell, compiló una marca de 11-7 con los Oakland Raiders.

Las marcas de ganados y perdidos pueden ser demasiado simplistas. Palmer no tenía juego terrestre, recibió poca ayuda de su línea ofensiva y estaba educando a receptores jóvenes que aún aprendían a correr rutas en la NFL.

El brazo de Palmer no está ni cerca de lo que alguna vez fue, pero aún es suficientemente fuerte verticalmente para encajar con el agresivo estilo de ataque de Bruce Arians.

Entonces, ¿por qué no está Palmer ganando más partidos? En este punto de su carrera, sus habilidades están más orientadas a las partes insignificantes de los partidos cuando su inmovilidad e inhabilidad para lanzar afuera de los números son opacadas por defensivas “prevent”. Palmer simplemente no tiene mucho éxito cuando los espacios para el pase son más reducidos y la presión está sobre él.

Con Fitzgerald, la selección de primera ronda de 2012 Michael Floyd y las amenazas en yardas tras la recepción Andre Roberts y Rob Housler como armas, la ofensiva de los Cardinals se involucrará en una buena cantidad de partidos de marcadores abultados en este año. Solo no debemos esperar que Palmer revierta la marca de ganados y perdidos detrás de una de las líneas ofensivas más porosas en la NFL.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí