Publicidad | Vea su anuncio aquí

Bobby Martin, ejemplo de vida y extraordinario jugador de fútbol americano

070411_Martin

El 3 de diciembre de 2006, Bobby Martin fue invitado de los Cleveland Browns a los que saludó y motivó antes del partido contra los Kansas City Chiefs (AP-NFL).

- NFL

A sus 23 años de edad, Bobby Martin ha cumplido su sueño de jugar fútbol americano y por su entrega y determinación ya recibió un galardón por su desempeño y su actitud ejemplar sobre los emparrillados.

Bobby Martin es padre de un niño de tres años, que hizo del deporte de las tackleadas el objetivo y el medio para trascender y inspirar a un cada vez mayor número de personas que conocen su caso.

Martin nació sin piernas, debido a una rara condición llamada Síndrome de Regresión Caudal, lo que significa que su cuerpo termina en su pelvis.

Su estatura de sólo 3 pies (91.5 centímetros) no es impedimento para enfrentarse a jugadores que, en muchos casos, le aventajan por un metro.

Bobby se desplaza de un lado a otro sobre una patineta, pero sobre el campo de juego sus brazos son sus piernas. Así aprendió a caminar desde los dos años de edad y su espíritu se forjó hasta poder levantar en el gimnasio hasta tres veces su propio peso de 110 libras (49.89 kilogramos).

En 2005, se ganó fama a nivel nacional en Estados Unidos cuando jugó a la defensiva como tackle nariz y en equipos especiales para el Colonel White High School en Dayton, Ohio, luego de ser alentado por sus entrenadores para integrarse al equipo de fútbol americano.

Sin embargo, en un partido en Cincinnati, los oficiales lo obligaron a abandonar el partido, acusando una gran falta de criterio.

“Ellos dijeron que no podía jugar porque no estaba utilizando protección para muslos, rodillas ni zapatos”, explicó Bobby.

Ante esa decisión que rosó en la burla y la crueldad, la Asociación Atlética de High School del estado de Ohio dictaminó que esa decisión no fue la correcta y permitió a Bobby seguir jugando y terminó la temporada con 48 tackleadas.

En el año 2006, recibió una invitación por parte del entonces entrenador de los Cleveland Browns, Romeo Crennel, a un entrenamiento de esa añeja franquicia de la NFL y Bobby también estuvo presente en el terreno de juego como invitado especial para el partido contra los Kansas City Chiefs.

En la actualidad, Bobby estudia mercadotecnia en la Central State University en Wilberforce, Ohio, pero no juega al fútbol americano, sin embargo, es un ser humano pleno e inspirador.

“Tengo una imagen que mantener y los niños me voltean a ver”, dijo Bobby Martin. “La gente con discapacidad física me mira y la gente de edad avanzada que cree que no puede hacer ciertas cosas se llegan a inspirar en mí. Les digo que si yo puedo hacer todo esto sin piernas, entonces, ¿cuál es su excusa?”.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí