En duelo lleno de controversia, los Texans ganaron en tiempo extra a los Lions

Lo mejor del Texans vs. Lions

Lo mejor del Texans vs. Lions

Week 12 Highlights: Texans vs. Lions

Las mejores acciones del partido en el que los Texans vencieron por marcador de 34 a 31...

Check out the best moments of the Texans’ victory over the Lions by 34 to 31 in overt...

Temp. Season 2012 | Epi. Ep. 121122 | 11/22/12 | 04:02  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Las mejores acciones del partido en el que los Texans vencieron por marcador de 34 a 31 a los Lions en tiempo extra en la semana 12.
Ep. 121122 | 11/22/12 | 04:02 Disponible hasta 11/22/12
NFL

DETROIT, Michigan – Los Detroit Lions dejaron todo en el campo pero tras un tiempo extra angustioso y una actuación dudosa por parte de los oficiales, terminaron por perder su noveno partido de Día de Acción de Gracias consecutivo, esta vez ante unos afortunados Houston Texans por marcador de 34 a 31.

Opina en los foros de la NFL.

Los diezmados Texans saltaron al campo sin su mejor esquinero, Johnathan Joseph, y la diferencia fue notable. Wade Phillips tomó la controversial decisión de enviar al suplente Alan Ball a cubrir uno a uno a Calvin Johnson. El resultado fue una tarde en la que Johnson consiguió 140 yardas en ocho recepciones con una anotación. Para complicar el juego aéreo de Detroit, Houston dependió además de muchas cargas, abriendo espacios en el lugar de los apoyadores, donde se lesionó el titular Brooks Reed, lo que Matthew Stafford aprovechó a la perfección.

Los locales consiguieron limitar a los Texans a tres ofensivas de tres y fuera en el primer cuarto. El ataque de Detroit brilló en su primera serie en la que marcharon 80 yardas para que Mikel Leshoure anotara en carrera de dos yardas. La inoperancia ofensiva de Houston aminoró cuando involucraron eficientemente a Arian Foster, que consiguió su sexto partido como visitante con más de 100 yardas con 102 y dos touchdowns. Los Texans empataron cortesía del estelar corredor pero Stafford comenzó a despedazar a la defensiva de Houston con pases a “Megatrón” y rutas por el centro, con lo que los Lions se adelantaron a mediados del segundo con pase a Mike Thomas de cinco yardas. Matt Schaub respondió de inmediato encontrando a Owen Daniels en las diagonales cuatro minutos después para empatar nuevamente, pero Detroit, con gran posición de campo, requirió solo de dos jugadas para que Johnson quemara a Ball en un touchdown de 22 yardas.

Los Lions añadieron a su ventaja con un gol de campo en su primera serie de la segunda mitad. Lo que sucedió a continuación generó la controversia que acompañó al resto del partido. En la segunda jugada de la siguiente serie ofensiva Justin Forsett pareció ser derribado tras un avance de siete yardas pero, al no escuchar el silbato, se reincorporó y corrió hasta las diagonales para un touchdown. Dado que la jugada fue de anotación, la revisión por los oficiales, que muy probablemente hubieran negado la anotación, era automática pero Jim Schwartz lanzó el pañuelo de desafío. La consecuencia, de acuerdo a la regla es una falta de conducta antideportiva, una sanción de 15 yardas y la imposibilidad de revisar la jugada. Así, un touchdown que nunca debió ser marcado, contó. Poco después los Texans empataron con un gol de campo de 45yardas de Shayne Graham.

Detroit, lejos de desmotivarse, explotó impulsado por Joique Bell, quien cooperó con 49 yardas para la serie ofensiva amarrando con un touchdown de 23 para recuperar el liderato. Las defensivas apretaron y no fue sino hasta que restaban 1:58 que los Texans lograron vulnerar a los Lions con una carrera de una yarda de Foster para colocar el marcador igualado. Los locales montaron una ofensiva en busca de la victoria pero, en parte gracias a la importante presión de J.J. Watt, que consiguió tres capturas, se vieron detenidos y el juego fue a tiempo extra.

Los Lions ganaron el volado y eligieron recibir. Ryan Broyles, titular en lugar del indisciplinado Titus Young, complicó a los Texans todo el partido y colocó a Detroit cerca de zona de gol de campo pero Brandon Pettigrew perdió el balón abriendo la puerta a los visitantes. Houston marchó hasta la yarda 33 de Lions pero Graham falló un intento de 51 yardas que hubiera terminado con el juego. La defensiva de Houston volvió a responder en la siguiente serie ofensiva deteniendo a Stafford y compañía pero, cuando los Texans volvían al ataque, Schaub buscó a Andre Johnson en un pase que Chris Houston anticipó para interceptar y así, una vez más, el cuadro de Jim Schwartz tenía oportunidad de ganar el partido. Stafford colocó al equipo en la yarda 29 de Texans pero, increíblemente el veterano Jason Hanson pegó su intento en el poste.

Los Texans, con el reloj encima para eludir un empate, por fin lograron avanzar eficientemente de la mano de James Casey y Johnson para que, ahora sí, Graham conectara agónicamente un intento de 32 yardas para ganar el partido.

A pesar de la controversia los Texans (10-1) que han ganado todos sus partidos como visitantes en la temporada, consiguieron su segundo triunfo en tiempo extra en un lapso de cinco días, el primer equipo en hacerlo desde 1994 y visitarán a los Tennessee Titans en la semana 13. Los Lions (4-7) saldrán con el corazón roto y más de una queja contra los oficiales. Su temporada, que ya parece muy lejana a los playoffs, continuará cuando reciban a los Indianapolis Colts.