Publicidad | Vea su anuncio aquí

Albert Breer: Sean Payton a Cowboys, una posibilidad real

¿Cambio de aires para Sean Payton?

¿Cambio de aires para Sean Payton?

Sean Payton y Jerry Jones tienen una gran relación (AP-NFL).

NFL
Lo mejor del Cowboys vs. Falcons

VIDEO:  Lo mejor del Cowboys vs. Falcons - NFL

Ver videos

Por Albert Breer, reportero de NFL.com y NFL Network

No sé si Sean Payton será el entrenador de los Dallas Cowboys en 2013.

¿Crees que sería el entrenador ideal para Dallas? Opina en los foros de la NFL.

Pero sí sé suficiente para creer que es una posibilidad muy real. Y eso debería de ser suficiente para hacer temblar a todo el mundo en Louisiana, donde los New Orleans Saints han soportado una película de terror a lo largo del año de 2012.

La hija de Payton, Meghan, y su hijo Connor, viven en el área de Dallas. Él entrenó en los Cowboys entre 2003 y 2005, y en ese tiempo formó fuertes y duraderas relaciones con la familia Jones, dueños del equipo. Y de acuerdo a una persona que trabajo para los Cowboys durante ese tiempo, a Payton “le encantó entrenar y vivir en Dallas”. Esa es una cualidad importante para la gente que ocupa Valley Ranch dado que la franquicia se maneja, cubre y sigue de manera diferente a los otros 31 clubes de la NFL.

Necesita decirse que Jason Garrett, aún con marca de 16 y 16 en 32 partidos, no necesariamente merece estar entre el creciente grupo de entrenadores de la NFL cuyo puesto está en riesgo a la mitad de la temporada. El roster de los Cowboys requería de cambios en 2011, pero no los recibió sino hasta 2012 y Garrett se merece un tiempo para permitir que la transición eche raíces. Yo, al menos, no creo que Jerry Jones despedirá a Garrett… a menos que algo inusual o inesperado suceda.

Y si Payton está disponible al principio de enero (y los Cowboys están en casa y no en los playoffs), esa situación calificaría como algo inusual e inesperado. La disponibilidad de ese tipo de entrenador, en conjunción con la edad de jugadores clave como Tony Romo (32), DeMarcus Ware (30), Jason Witten (30) y Jay Ratliff (31), lo convierte en una posibilidad muy real.

“Yo puedo verlo sucediendo”, dijo una fuente de los Cowboys. “Ustedes conocen su relación. Jerry en verdad respeta a Sean. Para ser sincero, creo que estaba esperando que Jason fuera lo que Sean es: su personalidad, su creatividad. Eso es lo que buscaba con Jason, otro Sean”.

Ciertamente todo eso, precipitado por el reporte de ESPN de que la extensión de contrato de Payton firmada en el otoño pasado, había sido invalidada por la NFL, ha creado una situación incómoda.

Por una parte está Jones, quien ha invertido en que Garrett esté en Dallas desde el tiempo en que Garrett era un jugador de los Cowboys en los años noventa. Jones aún cree que, con el tiempo, Garrett puede cumplir con la visión antes mencionada de ser otro Payton. Por la otra parte está Payton, que ha significado mucho para Nueva Orleans y los Saints y tiene una buena relación con su jefe, el dueño Tom Benson, y una increíble relación con su mariscal Drew Brees.

Además está el hecho de que Garrett y Payton trabajaron juntos por tres años: Garrett como jugador y Payton como entrenador, con los New York Giants entre 2000 y 2002.

Contemplando todo eso, está claro que se requeriría de una situación ideal para robarse a Payton de New Orleans o convencer a Jones de deshacerse de Garrett. Esta podría ser esa situación ideal.

“Si combinas lo personal y lo profesional”, dijo la primera fuente, que trabajo para Dallas durante el paso de Payton por ese equipo, “yo diría que (Payton) tiene más razones para hacerlo que para no hacerlo”.

Desde luego, podría no ser tan fácil. Como otra fuente que maneja los contratos de entrenadores explicó, el comisionado de la NFL Roger Goodell tiene la última palabra sobre si el contrato de Payton terminará en enero o no. Los contratos de entrenadores tienen una cláusula que adopta la constitución y leyes de la NFL, lo que le da poder al comisionado de terminar con disputas contractuales. Eso involucraría la mala relación de Payton con Goodell en la situación.

“Roger podría tomar posición de, ‘cuando determino que alguien actuó de manera que afecta la confianza del público o la integridad del juego, quiero asegurarme de que el dictamen no dé un beneficio no intencionado a quien cometió la violación’”, dijo la fuente. “Esta sería una situación complicada y eso es ponerlo de manera atractiva. Las apuestas podrían estar en contra de Sean aquí”.

Además está el hecho de que Payton tendría que dejar atrás lo que ha construido en Nueva Orleans.

Benson tiene 85 años y me informan que Payton tiene reservas sobre el plan de sucesión. El que eventualmente se podría dar en Dallas sería mucho más atractivo para él, pero le tiene lealtad a Benson, quien le dio su primera oportunidad. Uno de los ex jugadores de Payton dijo que cree que, “la única manera de que suceda es si algo le pasa al Sr. Benson en cuanto a su salud”. Cortar el vínculo con Brees también sería extremadamente difícil para el coach.

Dallas es diferente. Uno no necesita preocuparse por el quarterback. Payton intentó conseguir a Romo y fue rechazado por los Cowboys antes de que los Saints adquirieran a Brees en 2006. Payton también fue, en parte, responsable por llevar a Romo a Dallas en un principio, cuando el mariscal era un agente libre, y fue crucial para su desarrollo.

El poder también podría ser un problema. La primera fuente dijo, “¿Poder sobre el roster de 53 jugadores? Tal vez. Pero, ¿la última palabra al elegir a los jugadores? Eso podría ser difícil”. Pero Payton podría invocar a Bill Parcells, que luchó para conseguir más control del que Jones le había permitido a cualquier entrenador para facilitar el proceso y la primera fuente dijo que si Jones contempla a Payton, “haría prácticamente lo que sea”.

No estamos en ese punto aún. Los Saints puede (y lo harán) intentar amarrar ahora lo que pensaban haber resuelto en septiembre de 2011 y quedarse con Payton a largo plazo. Hasta entonces, la presión estará sobre Benson para otorgar un contrato que evite un golpe que demolería a su franquicia. De la misma manera, la presión recae sobre Garrett para sacar la decisión de las manos de Jones.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí