{* Registration link override *}

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Iván Pirrón: Su nombre es Russell, de apellido Wilson

wilson

Russell Wilson tiene a los Seahawks en camino a los playoffs (AP-NFL).

- NFL

Andrew Luck, Robert Griffin III, Ryan Tannehill, Kirk Cousins, Brock Osweiler, Brandon Weeden, Nick Foles y hasta B.J. Coleman aparecían delante de él en el ranking de la prestigiosa revista Pro Football Weekly de los mejores quarterbacks del Draft 2012.

Opina en los foros de la NFL.

Los especialistas de dicha publicación criticaban su talla y su “limitada visión” del campo, así como su tendencia a “huir prematuramente de la bolsa de protección”.

Hoy, después de 15 semanas en la NFL, Russell Wilson ha hecho quedar en ridículo a esos y otros scouts. Tiene al veterano Matt Flynn en la banca y a los Seattle Seahawks con marca de 9-5 y un pie en los Playoffs.

Wilson ha completado 222 de sus 353 pases, para 2,697 yardas, con 21 touchdowns, 9 intercepciones y un nada despreciable rating de 95.5. Le gusta que su nombre suene junto con el de Luck y Griffin III como candidatos a Novato del Año... y dice que se sentiría decepcionado si él no es el ganador.

“Desde mi lado competitivo, definitivamente”, le dijo el ex quarterback de Wisconsin a Steve Mariucci, en una entrevista para NFL Gameday Morning. “Quiero ser grande. Quiero ser alguien de quien la gente hable en 100 años. Es la manera en la que vivo cada día”.

Por supuesto, no olvida los reportes de los scouts que lo calificaban como “muy bajito” para jugar como quarterback con los profesionales.

“Es algo que me motiva. La gente que decía ‘no puedes hacer esto o no puedes hacer esto otro’. Me motiva y no necesariamente por mí, sino por las generaciones que vienen”.

Al igual que Robert Griffin III, Wilson no sólo es peligroso con el brazo sino con las piernas. Su elusividad en la bolsa de protección ha sido un dolor de cabeza para las defensivas. Contra Chicago, el 2 de diciembre, impuso un récord de los Seahawks de yardas por tierra para un quarterback, con 71 en nueve carreras. Dos semanas después, contra Buffalo en Toronto, rompió ese récord con 92 yardas en otras nueve carreras. Con ellas llegó a 402 yardas en la campaña, una nueva marca de la franquicia (en 1993, Rick Mirer impuso el récord anterior, con 343 yardas).

“Russell Wilson tiene serios fundamentos cuando sale de la bolsa de protección. Los rivales no pueden prepararse para eso”, apuntó Deion Sanders, analista de NFL Network.

“Ese quarterback sólo mejora y mejora. Ya no es un novato. Éste será su decimoquinto juego como titular en la NFL”, dijo Vic Fangio, coordinador defensivo de los San Francisco 49ers, rival de Wilson y los Seahawks el domingo por la noche. “Realmente es un buen quarterback. Es muy elusivo, es rápido, tiene buen comando de la ofensiva y lanza muy bien los pases largos. Ha sido una gran adquisición para ellos”.

La defensa de los 49ers va a necesitar uno de sus mejores juegos de la campaña para controlar a Wilson el domingo, pues en casa ha lanzado 12 pases de touchdown y sufrido una sola intercepción, con rating de 118.4, lo mejor entre los quarterbacks novatos en las tres categorías.

“En esta Liga todo es preparación. Tienes que prepararte bien y poner gran atención a los detalles. Lo más importante fue llegar temprano en la mañana y salir tarde para estar listo. Amo el football y me tengo toda la confianza del mundo”, agregó Wilson, quien también jugó beisbol, como shortstop, en la preparatoria (de hecho, fue reclutado por los Colorado Rockies en la cuarta ronda del Draft 2012 de la MLB).

En los seis juegos más recientes, Wilson suma 11 envíos a las diagonales para llegar a 21 en la temporada. Con cinco touchdowns más en las dos últimas semanas igualará la marca de todos los tiempos para un quarterback novato, en poder de Peyton Manning (26 en 1998).

Por lo pronto, ya igualó los 21 que Cam Newton lanzó en 2012.

Los Seahawks cerraron la campaña regular con dos triunfos en gira, en los que Wilson sumó seis touchdowns, tres por tierra y tres por la vía aérea.

En su última temporada en Wisconsin, Wilson completó 225 de 309 pases (72.8%) para 3,175 yardas, con 33 touchdowns y apenas cuatro intercepciones para un rating de 191.7 (récord en la NCAA).

Fue reclutado por Seattle en la tercera ronda (pick 75 global), siendo el sexto quarterback seleccionado en el Draft 2012, detrás de Luck, Griffin III, Ryan Tannehill, Brock Osweiler y Brandon Weeden.

“Cuando tengo la oportunidad de salir al campo, pienso en eso”, confesó Wilson. “Cuando salgo a la práctica, pienso: ‘¿cómo puedo separarme [de los otros quarterbacks novatos]?. Tengo mucho respeto por esos chicos, son jugadores muy talentosos, pero al mismo tiempo trato de ser el mejor”.

Wilson ha lanzado tres veces el pase de touchdown de la victoria en los dos últimos minutos del cuarto periodo o el tiempo extra: contra Green Bay, Nueva Inglaterra y en Chicago.

En la Semana 12, en Miami, completó 16 pases de manera consecutiva, una nueva marca para un novato, mientras con su rating de 125.9 llegó a tres partidos en fila con índice de 125 o más, también un récord de la NFL para un pasador primerizo.

“¿Crees que tu carrera debería estar conectada junto con la de Andrew Luck y Robert Griffin III?”, le preguntó el coach Mariucci.

“Creo que sí. Espero que sí. Pero al mismo tiempo, quiero separarme de ellos”.

Su nombre es Russell, de apellido Wilson.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí