Publicidad | Vea su anuncio aquí

Iván Pirrón: ¿Y si pierden los Cowboys?

romo-9bdc1e00afe9c403b35e66c3844f1636.jpg

Dallas juega como visitante ante un rival divisional en el último partido del calendario regular, con la necesidad de ganar para poder clasificar (AP-NFL).

- NFL

Las 10 jugadas que marcaron la semana 16

VIDEO:  Top 10: Jugadas de la semana 16 - NFL

Ver videos
cowgirls

FOTOS:  ¡Santa Cowgirls!

Ver fotos

Jason Garrett está en una encrucijada. Y la historia no está de su lado.

Aunque Jerry Jones sólo ha tenido palabras de apoyo para el coach de segundo año de los Cowboys, somos muchos los que creemos que Garrett se jugará la chamba la noche del domingo en FedEx Field, donde Dallas y Washington disputarán el título de la División Este y probablemente el último boleto de la NFC a los Playoffs (existe la posibilidad de que los Redskins lleguen calificados al Sunday Night Football).

Es la tercera ocasión en cinco campañas que los Cowboys juegan como visitantes ante un rival divisional en el último partido del calendario regular, con la necesidad de ganar para poder clasificar a la postemporada. En 2008 perdieron ante Philadelphia y en 2011 fueron superados 31-14 por los Giants, con Garrett como head coach.

Sin embargo, el ex quarterback del “Equipo de América” ha mostrado confianza toda la semana.
“Estamos emocionados”, dijo Garrett en su conferencia de prensa del lunes. “Vives por partidos como este. Hemos trabajado muy duro para llegar a este punto, y será un gran reto para nosotros medirnos contra Washington”.

Lo será. Los Redskins han ganado seis juegos en fila, incluido aquel en Thanksgiving, 38-31 en el Cowboys Stadium, cuando el novato Robert Griffin III lanzó cuatro pases de touchdown, tres de ellos en la primera mitad.

“[Griffin III] es muy bueno y ellos tienen una muy buena ofensiva. Tienen muchas armas. Buenos receptores. Y los usan muy bien”, apuntó Garrett.

El también novato Alfred Morris corrió para 113 yardas y un touchdown en ese partido.

Si quieren ganar su decimoctavo título de la División Este (y primero desde 2009), la golpeada defensiva de los Cowboys -que esta semana también podría perder a DeMarcus Ware- debe encontrar la manera de maniatar a los chicos maravilla de Mike Shanahan.

“La experiencia puede ser algo positivo [para los Cowboys]”, agregó Garrett. “Y no siempre tiene que ser una buena experiencia. A veces puede ser mala. Cuando no haces el trabajo, lo ideal es que puedas aprender de lo que pasó”.

Dallas ha cerrado una campaña regular como visitante en 31 ocasiones y su marca en esos juegos es de 10-21. De hecho había perdido nueve en fila hasta que ganó en 2009 y 2010, ambos a Philadelphia.

Cowboys y Redskins se han medido en ocho ocasiones en la última semana de una temporada, y Washington ha ganado cinco de esos juegos, con marca perfecta de 4-0 en casa. Sólo uno de esos partidos fue decidido por seis puntos, mientras los otros tres fueron ganados por los Redskins por un promedio de 19.3 puntos.

Entonces, ¿qué pasa si pierden los Cowboys?

Bueno, aquí hay algunos escenarios:

a) Jerry Jones despide inmediatamente a Jason Garrett y comienza la búsqueda de su octavo coach desde 1989, cuando compró a los Cowboys, despidió a Tom Landry y contrató a Jimmy Johnson. Algunos nombres, como el de Sean Payton, Mike Holmgren y Jon Gruden, han sonado en diversos reportes como posibles sustitutos de Garrett. Jerry ha negado todos y cada uno de esos reportes.

b) Jerry sostiene su palabra y deja a Garrett al frente de los Cowboys, pero despide a Bill Callahan y contrata a un nuevo coordinador ofensivo, de preferencia a alguno con experiencia como head coach (por si acaso hay que despedir a Garrett a la mitad de la campaña 2013). No, Norv Turner no es una opción.

c) Jerry mantiene intacto a su staff de coaches y sólo se limita a reforzar el roster, vía Draft y agencia libre. En abril, por cierto, recluta a un quarterback con una de sus dos primeras selecciones (Tony Romo termina su contrato con Dallas en 2013 y no es un hecho que Jones le ofrezca un nuevo convenio).

d) Jerry finalmente escucha a sus críticos y decide contratar a un gerente general, quien inmediatamente despide a Jason Garrett...

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí