{* Registration link override *}

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Jorge Pérez-Navarro: Scrat

100113_scrat

Tanto Scrat, personaje de las películas conocidas como "La Era del Hielo", como Robert Griffin III, quarterback de los Redskins, pasaron por todo tipo de peripecias para tratar de lograr sus objetivos (AP-NFL).

- Getty Images

Por Jorge Pérez-Navarro

Recién regreso de mis vacaciones de fin de año y puedo confesarme un experto en la película Ice Age: Continental Drift… Luego de que mi hijo me hiciera verla con él 21 veces en el lapso de ¡12 días!

Opina en los foros de la NFL.

La cuarta entrega de las aventuras de Manny el mamuth, Sid el perezoso terrestre y Diego el tigre dientes de sable incorpora, una vez más, nuevos personajes que le han permitido refrescar la saga para llevarla a nuevos niveles de interés y diversión.

Sin embargo y personalmente, mi personaje favorito es Scrat… La ardilla prehistórica obsesionada con conseguir bellotas y en cuyo intento, no le importa poner en peligro su propia vida. Para mí, eso demuestra una gran voluntad y hambre de triunfo.

Quise traer esto a colación porque precisamente esa voluntad y hambre de triunfo es lo que necesitará Robert Lee Griffin III, primero, para recuperarse de una terrible lesión en su rodilla derecha y, segundo, para recuperar el nivel atlético que lo señaló como una de las mayores promesas en haber llegado a la NFL.

La pesadilla de RG3 inició el 26 de septiembre de 2009 cuando se desgarró el ligamento cruzado anterior (ACL) de su rodilla derecha durante la victoria por 68-13 sobre los Northwestern State Demons que le llevó a perder el resto de la temporada colegial con sus Baylor Bears.

Esa lesión, por si sola, hubiera disminuido las posibilidades de cualquier jugador de ser elegido en los primeros turnos del Draft, pero no sucedió así con el ganador del trofeo Heisman del 2011 por quien, los Washington Redskins, prácticamente, empeñaron el futuro de la franquicia, para lograr la posición para seleccionarlo.

La temporada de Griffin III fue muy buena, tanto, que está entre los candidatos al premio al Novato del Año y ya muchos lo señalan como la razón principal para que los Pieles Rojas ganaran su primer título divisional desde 1999.

Yo difiero...

RG3 fue una pieza importante pero, no podemos obviar la incorporación de Pierre Garçon quien encabezó el cuerpo de receptores con 633 yardas por aire, ni el dominio terrestre ejercido por el también novato Alfred Morris (seleccionado 173 en el 2012) y quien, en su primera temporada en la Liga, rompió el récord de yardas por tierra de la franquicia establecido por Clinton Portis en 2005 con 1,516 yardas.

De hecho, las 1,613 conseguidas por el egresado de los Florida Atlantic Owls –de apenas 5 pies 9 pulgadas de altura- es la tercera mejor cantidad de yardas por tierra ganadas por un novato en la historia de la NFL… Solo detrás de las 1,808 logradas por Eric Dickerson con Los Angeles Rams, en 1983, y las 1,647 de George Rogers con los New Orleans Saints, en 1981.

De hecho, Alfred Morris fue la pieza clave para que los Washington Redskins se enfilaran a ganar 2,709 yardas por tierra para dominar esa estadística por primera vez desde 1933... Y ni con eso, le ha alcanzado para ser mencionado entre los candidatos al Novato del Año pero si, para ser señalado como uno de los novatos más subestimados del 2012.

Scrat también podría ser subestimado en la saga de 4 películas de Ice Age porque sirve, mayormente, como una especie de transición entre el seguimiento de los personajes principales; sin embargo, a esta peculiar ardilla se le debe la definición y distribución de los continentes como actualmente los conocemos; el saber cómo descender a grandes profundidades marítimas sin oxígeno y sobrevivir; el desarrollar las primeras tácticas de escapismo para sobrevivir una emboscada de sirenas prehistóricas pero, sobre todo… Habernos revelado ¡el verdadero destino de la Atlántida!

Y así como Scrat… Robert Griffin III realizó todo tipo de peripecias para estar a la altura de las expectativas generadas en torno a él… Cumpliendo con creces al establecer un nuevo récord de rating para QB novato con 102.4 (superando el de 98.1 establecido por Ben Roethlisberger en 2004) y siendo seleccionado Novato del Mes en septiembre y noviembre, Jugador Ofensivo de la NFC en las semanas 1 y 11 y elegido al Pro Bowl.

Pero la pesadilla de RG3 reinició el 9 de diciembre de 2012 cuando, en el 4º cuarto de la victoria por 31-28 que los Pieles Rojas lograrían en Tiempo Extra sobre los Baltimore Ravens, fue tackleado por Haloti Ngata en una acción en que su pierna derecha chicoteó… Originando el temor de una lesión que pudiera terminar con su primera campaña de manera adelantada.

Fue bajo la frase de batalla de –“Soy el QB de este equipo…”- que Griffin III regresó a la titularidad –tras perderse la visita a Cleveland- para derrotar a los Philadelphia Eagles y los Dallas Cowboys para culminar un cierre de campaña épico en el que los Pieles Rojas ganaron sus últimos 7 juegos para alcanzar los playoffs… Etapa en la que enfrentarían a los Seattle Seahawks y duelo previo al cuál, el prestigiado Dr. James Andrews declaró, públicamente y en contra de la version oficial del equipo, sus dudas en torno a la rodilla derecha del #10.

1er. Cuarto… Pases para anotación de 4 yardas a Evan Royster y Logan Paulsen pusieron al frente a los Redskins pero, 2 jugadas antes de asumir ventaja de 14 puntos, con 1ª oportunidad y Goal –en la yarda 4 de Seattle y con 3;25 en el reloj- RG3 no pudo conectar con Pierre Garçon y en el esfuerzo… Se desplomó para atrás… Demostrando dolor y problemas para apoyar.

Ese era el momento de dar por terminada su participación... En el juego y, tal vez, en la temporada… Por su bienestar físico y futuro deportivo.

Pero no fue así…

La responsabilidad moral recaerá directamente en Michael Edward Shanahan quien, a pesar de alegar que a él le dijeron que si podía jugar… Tal vez, tal vez, ha coartado o impedido que alcanzara su potencial una de las mayores promesas que han jugado en la NFL.

Robert Griffin III ha sido operado de sus ligamentos laterales (LCL) y, nuevamente, del cruzado anterior (ACL) teniendo como un tiempo posible para recuperarse de entre 6 y 8 meses; sin embargo, muchos han opinado que eso es ser demasiado optimista.

En caso de que eso sucediera, ni la voluntad de Scrat le serviría a RG3 para sortear las adversidades que su propia rodilla derecha pudiera presentarle.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí