Publicidad | Vea su anuncio aquí

Iván Pirrón: Cuatro duelos clave en los Divisionales

manning

Peyton Manning y Ray Lewis se volverán a ver las caras en playoff (AP-NFL).

 

- NFL

Baltimore en Denver

QB Peyton Manning vs. LB Ray Lewis. No todo es músculo en la NFL y este par de estrategas jugará su propia partida de ajedrez en Mile High.

Opina en los foros de la NFL.

Manning es un maestro para diagnosticar y anticipar los movimientos de cualquier defensiva, pero Lewis también llegará bien estudiado al juego y alertará a los Ravens de los planes de Peyton.

Habrá docenas de “audibles”, uno detrás de otro en prácticamente cada jugada de pase. Manning cambiará la jugada y Lewis hará lo propio. Quizá Manning la cambie de nuevo...

Será como una buena pelea de campeonato a 12 rounds, en la que, poco a poco, uno de los dos boxeadores va minando al rival.

Me intriga saber cuántas veces los Ravens le lanzará blitzes a Manning, uno de los quarterbacks que más rápido se deshace del balón.

Manning está 2-0 contra Baltimore en Playoffs. Por supuesto, ambos triunfos fueron con los Indianapolis Colts, en Juegos Divisionales: primero fue en 2006, 15-6 en Baltimore, y luego en 2009, 20-3 en Indianapolis.

Ésa fue la más reciente ocasión que Manning enfrentó a Lewis y sus Ravens. Peyton lanzó dos pases de touchdown y fue la defensa de los Colts la que se llevó la tarde, al forzar cuatro intercambios de balón para avanzar al Juego por el Campeonato de la AFC.

Green Bay en San Francisco

CB Tramon Williams vs. WR Michael Crabtree. En 2012, Crabtree se convirtió, oficialmente, en el mejor receptor de los 49ers. Terminó la campaña con 85 recepciones, 1,105 yardas y 9 touchdowns, todas marcas personales.

San Francisco necesita que Crabtree arrastre su buen momento a los Playoffs para aspirar a llegar al Super Bowl, pues es obvio que los contrarios harán todo lo posible por frenar a Frank Gore y dejarle la responsabilidad de ganar el juego al joven Colin Kaepernick.

Crabtree sostendrá un duelo imperdible con Tramon Williams, el mejor esquinero de los Packers, aunque intermitente.

En postemporada Williams eleva su nivel y aprovecha cada oportunidad que tiene para hacer una jugada grande. Incluidos Playoffs, Tramon es segundo en la NFL desde 2010 (sólo detrás de Ed Reed, 16) con 15 intercepciones.

En 2012, Williams fue segundo de los Packers con 22 pases defendidos.

Seattle en Atlanta

CB’s Brandon Browner y Richard Sherman vs. Julio Jones y Roddy White. Los autoproclamados mejores esquineros de la NFL ante los autoproclamados mejores receptores de la NFL. Este duelo promete grandes momentos en el Georgia Dome.

Browner y Sherman se han convertido en un dolor de cabeza para los receptores por su superagresivo estilo. Sherman, en apenas su segunda campaña en la Liga, empató en segundo lugar de la NFL con 8 intercepciones en 2012, incluida una que se llevó hasta las diagonales. Además, fue líder de los Seahawks con 24 pases defendidos.

Pero esta pareja de parlanchines se ha encontrado con la horma de su zapato. Jones y White se combinaron para 171 recepciones, 2,549 yardas y 17 touchdowns.

Además, su empaque es ideal para el estilo aguerrido de los “corners” de Seattle, que golpean a los receptores desde la línea de scrimmage -”bump & run”- para romper el timing con el quarterback.

Así que no les extrañe si, al igual que con Pierre Garcon de los Redskins, estos cuatro llegan a las manos en más de una ocasión el domingo.

Houston en New England

SS Danieal Manning y FS Glover Quin vs. TE’s Aaron Hernandez y Rob Gronkowski. “Gronk” no jugó en el partido de la Semana 14, cuando los Patriots aplastaron 42-14 a Texans en Foxborough, así que debió haber sido un doble dolor de cabeza para el coordinador defensivo de Houston, Wade Phillips, haber diseñado el plan de juego para el domingo.

Hernandez fue el hombre que más veces buscó Brady en el partido de campaña regular: le lanzó 11 veces el balón; Aaron atrapó 8 para 58 yardas y, lo más importante, dos touchdowns.

Con Gronkowski de regreso a la titularidad tras superar una fractura de antebrazo, los safeties Manning y Quin van a enloquecer (como enloquece cualquier pareja de safeties que enfrenta a Hernandez y “Gronk”).

Y no olvidemos la versatilidad de Hernandez y los trucos de Bill Belichick. En los Playoffs de la campaña pasada, Belichick usó a Hernandez en el backfield en cinco carreras, y el ala cerrada corrió para 61 yardas en la Ronda Divisional ante los Denver Broncos.

Ese, por cierto, es un récord para un ala cerrada en postemporada.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí