{* Registration link override *}

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Iván Pirrón: Antes del Super Bowl, lo mejor de 2012

peterson

Adrian Peterson debe ser el MVP según Iván Pirrón.

 

- Getty Images

La noche del 2 de febrero, unas cuantas horas antes del Super Bowl XLVII, la NFL anunciará a los ganadores de sus reconocimientos anuales oficiales (siete de ellos votados por los miembros de la Associated Press), en una ceremonia que ha bautizado como “NFL Honors”.

Opina en los foros de la NFL.

Y antes de que el actor Alec Baldwin revele los nombres de los mejores jugadores de la NFL en 2012, me adelanto con mis elecciones en algunas de las categorías que se van a premiar esa noche... y algunas otras que creo deberían incluirse:

MVP
Adrian Peterson (Minnesota)

Quizá los colegas de AP sí cometan la injusticia, pero aquí no. Peterson volvió a la campaña 2012 tras una lesión en dos ligamentos (incluido el cruzado anterior) de la rodilla izquierda, pero vivió una de las temporadas más prolíficas para un corredor en la historia de la NFL.

Peterson fue titular en todos los partidos de los Vikings en 2012 y corrió para 2,097 yardas, apenas a nueve de igualar el récord de Eric Dickerson.

Peterson también fue líder de la Liga en yardas desde la línea de scrimmage con 2,314 y corrió para 12 touchdowns (13 en total).

Ganó más de 100 yardas en 10 juegos, incluidos dos partidos de más de 200 yardas, y empató la marca de Earl Campbell con siete juegos de 150 o más yardas en una campaña.

Su potencia y velocidad fueron simplemente increíbles. Cuando “All-Day” rebasaba la línea de scrimmage, frenarlo era una misión difícil de completar. Tuvo siete escapadas de 50 o más yardas, con las que empató un récord de Barry Sanders.

De la Semana 7 a la Semana 15, Peterson corrió para 1,313 yardas, una nueva marca para un corredor en un lapso de ocho partidos.

Con Peterson convertido en el “hombre ofensiva”, los Vikings pasaron de un 3-13 a un 10-6 y un lugar en la postemporada.

¿Por qué Peterson y no Manning? Bueno, los Broncos sin Peyton quizá habrían ganado entre 6 y 8 juegos; los Vikings sin Peterson una vez más habrían sido uno de los peores equipos de la NFL. Punto.

Coaches del Año
Chuck Pagano y Bruce Arians (Indianapolis)

Y si hubiera una categoría para “La Historia del Año”, también la ganan los Colts.

En su primera campaña en Indianapolis, el coach Chuck Pagano y el coordinador ofensivo y coach interino Bruce Arians (ahora coach de los Arizona Cardinals) convirtieron a los Colts de un equipo de 2-14 y en supuesta reconstrucción en un contendiente en la AFC con marca de 11-5 y un lugar en los Playoffs.

Pagano dirigió al equipo durante los tres primeros juegos de la campaña y luego anunció que había sido diagnosticado con leucemia, por lo cual debía dejar al equipo por tiempo indefinido.

Así fue como nació la campaña “Chuckstrong”, que no sólo servía para brindarle apoyo moral al coach de los Colts sino también para recolectar dinero para futuras investigaciones sobre la leucemia.

En la ausencia de Pagano, Bruce Arians tomó las riendas de los Colts, que terminaron con marca de 9-3 bajo su mando. Indianapolis aseguró su boleto a la postemporada en la Semana 16, cuando vencieron a los Kansas City Chiefs.

Pagano regresó a las bandas el 24 de diciembre, tras tres largos meses de ausencia, para el último partido de la campaña regular, un contundente triunfo sobre los Houston Texans.

Ya no estarán juntos en 2013, pero lo que hicieron en la presente campaña es digno de un libro, una película y de este reconocimiento.

Jugador Ofensivo del Año
Drew Brees (New Orleans)

No tendría problema alguno si esta categoría también la gana Adrian Peterson, pero lo que hizo el quarterback de los Saints no es poca cosa.

Brees se convirtió en el primer jugador de la historia de la NFL que lanza al menos 40 pases de touchdown en dos campañas consecutivas.

Terminó la temporada regular como líder de la Liga con 5,177 yardas y 43 envíos a las diagonales.

Con ello empató a Brett Favre, Len Dawson, Johnny Unitas y Steve Young con cuatro campañas como líderes en la categoría de pases de touchdown en la NFL.

Brees es el primer quarterback con dos temporadas en fila de 5,000 yardas y tres en su carrera. También es el primero que, en un lapso de tres años, rebasa las 15,000 yardas (15,273).

Jugador Defensivo del Año
J.J. Watt (Houston)

Fue líder de la NFL con 20.5 capturas de quarterback, un nuevo récord de la franquicia de los Texans. Sumó 81 tackleadas y forzó cuatro fumbles.

El mérito de Watt es haberlo conseguido como ala defensiva de un sistema 3-4, en el que la norma indica que el líder en capturas debe ser un linebacker externo o RUSH.

Además, Watt fue líder de la Liga con 16 pases defendidos, de los cuales cinco se convirtieron en intercepciones.

Recibió su primera invitación al Pro Bowl y fue uno de los indiscutibles líderes de los Texans, que terminaron con marca de 12-4 y un segundo título en fila de la División Sur de la AFC.

Comeback Player Of The Year
Peyton Manning (Denver)

Volver de la manera en la que Peyton volvió después de tres o cuatro cirugías en el cuello y de parar toda una campaña para llegar a un equipo completamente diferente a sus Colts, no es cualquier cosa.

Manning terminó con el mejor rating de la AFC, con 105.8. Pasó para 4,659 yardas, segundo en la Conferencia, y sus 37 touchdowns lo ubicaron en tercer lugar de la NFL.

Es el único quarterback en la historia de la NFL que pasa para más de 4,000 yardas en 12 temporadas.

Fue invitado a su decimosegundo Pro Bowl (un récord para un quarterback) y comandó a los Broncos a una marca de 13-3 para ganar la División Oeste de la AFC y terminar como primeros en la siembra de la Conferencia en los Playoffs.

Novato Ofensivo
Robert Griffin III (Washington)

Lo más justo aquí sería un triple empate entre Andrew Luck, Robert Griffin III y Russell Wilson, pero hay que elegir sólo a uno y mi voto es para RG3.

Griffin III terminó la campaña regular con 3,200 yardas,  20 touchdowns y únicamente cinco intercepciones.

El electrizante producto de Baylor impuso récords de la NFL de rating (102.4) y porcentaje de pases interceptados (1.3%; la marca era de Charlie Batch, con 1.98%).

RG3 impuso diversos récords de la franquicia: pases completos (258), intentados (393), yardas por pase (3,200), pases de touchdown (20), porcentaje de pases completos (65.6) y rating (102.4).

También dejó marcas del equipo para un quarterback en carreras (120), yardas por tierra (815) y touchdowns por carrera (7).

Griffin III se convirtió apenas en el cuarto quarterback que corre para 800 yardas en una campaña, uniéndose a Randall Cunningham, Bobby Douglass y Michael Vick (dos veces).

Otra razón por la que mi voto es para RG3 es su carácter. Después de sufrir una lesión en la rodilla en la Semana 14 ante Baltimore, Griffin III se perdió un juego, pero regresó para los dos últimos compromisos del calendario regular. Washington venció a Philadelphia y Dallas para ganar su primer título de la División Este de la NFC desde 1999.

Novato Defensivo
Luke Kuechly (Carolina)

Después de iniciar los cuatro primeros juegos como linebacker exterior, Kuechly fue movido como linebacker central y a partir de ese momento la defensa de Panthers dio un gran salto: pasó de ser la 24 a la décima en cuanto a yardas permitidas.

Kuechly, novena selección global del Draft 2012 y proveniente de Boston College, fue líder de la NFL con 164 tackleadas oficiales, aunque según los coaches en Carolina realmente acumuló 205, un récord de la franquicia.

De hecho, es el primer novato que lidera la NFL en tackleadas desde 2007, cuando lo hizo Patrick Willis.

También sumó una captura de quarterback, dos intercepciones, cinco pases defendidos y recuperó tres fumbles.

Coordinador del Año
Jim Caldwell (Baltimore)

En febrero del año pasado, Jim Caldwell llegó a los Ravens como coach de quarterbacks, pero fue promovido a coordinador ofensivo a principios de diciembre, cuando el coach John Harbaugh despidió a Cam Cameron.

Desde entonces, Baltimore está 4-2, incluidos tres triunfos en fila en los Playoffs, sobre Indianapolis, Denver y New England.

En la Semana 16 contra los New York Giants, la ofensiva de los Ravens generó 533 yardas (224 por tierra y 309 por aire), lo tercero más alto en la historia de la franquicia.

Si Baltimore gana el Super Bowl será en gran medida debido a que Joe Flacco finalmente elevó a su nivel a quarterback de élite, y de eso también será responsable Caldwell.

Ejecutivo del Año
Ryan Grigson (Indianapolis)

El 11 de enero de 2012, los Colts anunciaron a Ryan Grigson como su nuevo gerente general, en sustitución de Chris Polian. Esa fue una sabia decisión, que podría convertir a Indianapolis en una futura dinastía de la NFL. No exagero.

Grigson tomó a un equipo que terminó la campaña 2011 con marca de 2-14, su peor foja en 20 años.

Haber perdido a Peyton Manning, el ícono más grande de este equipo desde que la franquicia se mudó de Baltimore a Indianapolis, tampoco ayudaba.

Así que los Colts entraban en una etapa de reconstrucción (la palabra que más odian las franquicias de la NFL).

Seis días después de haber sido contratado, Grigson despidió al coach Jim Caldwell y el 26 de eero firmó a Chuck Pagano, ex coordinador defensivo de los Ravens, para ocupar su lugar.

En marzo recontrató a Reggie Wayne y en abril hizo oficial lo que ya todos sabíamos: convirtió a Andrew Luck no sólo en la primera selección global del Draft sino en la nueva cara de los Colts.

En total, Grigson firmó a 33 agentes libres y le dio al coach Pagano un roster con el que Indianapolis dejaría de ser el hazmerreír de la NFL. Sólo que nadie se imaginó que lo conseguirían tan rápido: los Colts terminaron con récord de 11-5, una diferencia de nueve triunfos con respecto a la temporada 2011.

Bota de Oro
Blair Walsh (Minnesota)

Impuso un récord con 10 goles de campo de 50 yardas o más en una sola campaña.
Se convirtió en el primer pateador novato que conecta un gol de campo de 50 yardas o más en sus primeros tres juegos en la NFL.

Convirtió goles de campo de 50, 53 y 51 yardas en la Semana 15, convirtiéndose en apenas el octavo jugador de la historia con tres goles de campo de 50 yardas o más en un mismo partido.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí