{* Registration link override *}

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Tony Romo: Derrota de Cowboys “dolió mucho”

Oportunidad desperdiciada

Oportunidad desperdiciada

Tony Romo perdió una oportunidad de cambiar su mala reputación (AP-NFL).

NFL
Lo mejor del Cowboys vs. Redskins

VIDEO:  Lo mejor del Cowboys vs. Redskins - NFL

Ver videos
nfl cheerleaders

FOTOS:  Para despedir el año: 'Bucs' cheerleaders

Ver fotos
Las mejores imágenes del triunfo de Redskins sobre Cowboys

FOTOS:  Imágenes de triunfo de 'Skins sobre Cowboys

Ver fotos

La semana 17 representó una oportunidad para que Tony Romo alterara una mala reputación. En lugar de eso parece haberla cementado.

¿Es Tony Romo el mariscal ideal para Cowboys? Opina en los foros de la NFL.

Romo fue incapaz de hacer la diferencia en uno de los partidos más grandes de su carrera, lanzando tres intercepciones en la derrota de los Dallas Cowboys 28 a 18 a manos de los Washington Redskins. Por segundo año consecutivo, Dallas fracasó en un escenario en el que el partido era de vida o muerte contra un rival divisional. No se consigue que una derrota sea mucho más dolorosa.

“Solo duele mucho justo ahora siquiera pensar y hablar de eso”, dijo Romo. “Quería conseguir ese partido por mucha gente que puso mucho en eso. Es muy frustante”.

Romo entró al partido jugando posiblemente al mejor nivel de su carrera. El mariscal estuvo brillante durante una derrote en tiempo extra ante los New Orleans Saints en la semana 16 y había lanzado 10 pases de touchdown contra solo una intercepción en cuatro partidos en diciembre.

Pero Romo no estuvo ni cerca de esa precisión contra los Redskins, completando 20 de 37 pases para 218 yardas y dos touchdowns con tres intercepciones. Los Redskins persiguieron agresivamente a Romo, cargando desde temprano y muy seguido. Los Cowboys no pudieron ajustarse.

Fueron las cargas incesantes de los Redskins las que llevaron a Romo a la entrega de balón que condenó a los Cowboys. Perdiendo 21 a 18 con 3:06 por jugar, Romo fue engañado por el apoyador Rob Jackson, que fingió cargar, y luego regresó a la cobertura para interceptar un pase que iba a DeMarco Murray. Washington se apoderó del ovoide y convirtió la intercepción en siete puntos. Juego, set y match.

“Eso me roerá por semanas”, dijo Romo.

Romo jugó partes del partido sin los receptores Miles Austin (tobillo) y Dez Bryant (espalda), pero Romo no podrá, ni debería de poder, escapar de su parte de la culpa. Los Cowboys han perdido seis de siete partidos en los que enfrentan la eliminación en la era de Romo, incluyendo una marca de 0-3 en la temporada regular.

Los Cowboys volvieron a fallar en el momento grande. Con Romo en el centro, se ha convertido en un disco rayado del que Dallas parece incapaz de salir.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí