{* Registration link override *}

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Louisville dio la sorpresa en el Sugar Bowl al derrotar 33-23 a Florida

020113_sugarbowl

Terell Floyd y Hakeem Smith, de la Universidad de Louisville, no permitieron atrapar un pase a Omarius Hines (20), de Florida, durante el sorpresivo triunfo de los Cardinals en el Sugar Bowl.

- NFL

NEW ORLEANS, Louisiana – Los Cardenales de Louisville iniciaron regresando una intercepción para touchdown y se enfilaron a dar la gran sorpresa al vencer 33-23 a la Universidad de Florida en la edición 79 del Sugar Bowl, celebrada en el Mercedes-Benz Super Bowl.

Terrello Floyd regresó 38 yardas hasta la anotación una intercepción en la primera jugada ofensiva del partido, mientras que el quarterback Teddy Bridgewater condujo al equipo sembrado como número 22 de Estados Unidos a cinco ofensivas anotadoras para dar la campanada ante los Lagartos, conjunto número 4 y gran favorito para ganar.

Bridgewater se recuperó de un severo golpe que le desprendió el casco para lanzar pases de anotación para DeVante Parker y Damian Copeland.

Louisville, que estaba abajo en los pronósticos por dos touchdowns antes de arrancar el partido, tomó ventaja de 14-0 en el primer cuarto y nunca soltó la delantera. El triunfo para su entrenador en jefe Charlie Strong fue doblemente dulce, ya que fue coordinador defensivo de Florida antes de salir de ese colegio para dirigir a los Cardenales después de la temporada 2009.

Abajo en el marcador 33-10 en el cuarto periodo, Andre Debose regresó un kickoff 100 yardas para touchdown y con un corto pase de cinco yardas de Jeff Driskel para Kent Taylor, Florida se acercó a 10 puntos, pero fue lo más cerca que estuvo de su rival.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí