Publicidad | Vea su anuncio aquí

Antonio Cromartie: Mark Sánchez no fue origen de problemas de Jets

260113_Sanchez

Antonio Cromartie no culpa a Mark Sánchez de los problemas de Jets (AP-NFL).

- NFL

KAPOLEI, Hawaii – Con muchas noticias girando alrededor de la posibilidad de que los New York Jets cambien al esquinero All Pro Darrelle Revis, la siempre controversial situación de los mariscales del equipo ha sido removida de los ojos de la “Gran Manzana”.

¿Quién fue el culpable de los problemas de Jets? Opina en los foros de la NFL.

Pero ese tema es igual de relevante. Y el único miembro de los Jets en Hawaii para las festividades del Pro Bowl cree que la solución ya existe en el roster.

Más importante aún, según insinúa el esquinero Antonio Cromartie, un cambio de gerente general debería de ser el ímpetu para nuevos movimientos.

Cromartie, sin mencionar el nombre de Mike Tannenbaum, culpó al ex gerente de los Jets del desorden que Tannenbaum mismo dejó a principios de enero, diciendo que los problemas del quarterback Mark Sánchez en 2013 eran responsabilidad de Tannenbaum y no de Sánchez.

“Tenemos mucha confianza en Mark”, dijo Cromartie luego del entrenamiento sin contacto del equipo de la AFC. “Como siembre he dicho, incluso con todo el asunto de Tim Tebow, si le vamos a dar una extensión de tres años a Mark, necesitamos asegurarnos de poner buenos jugadores a su alrededor”.

“Si tiene buenos jugadores veteranos – que sepan cómo entrenar y competir a un alto nivel todos los días – entonces tienes a tu quarterback. Pero cuando no tienes papeles de reparto a su alrededor, tendrás un mariscal promedio o menos que promedio. Eso es lo que tenemos”.

Claramente, la implicación aquí es que Tannenbaum, en la mente de Cromartie, falló en su trabajo. Y, en general, el dueño de los Jets Woody Johnson estuvo de acuerdo, despidiendo a Tannenbaum el 2 de enero para luego contratar a John Idzik, quien fuera de los Seattle Seahawks, para ocupar la vacante y comenzar a arreglar la situación.

Idzik hasta ahora ha mantenido un perfil bajo, a diferencia de su entrenador en jefe, y se ha rehusado a involucrarse en conversaciones sobre el futuro de Mark Sánchez. Desde luego, como aseveró durante su conferencia de prensa introductoria, “literalmente solo tengo horas de trabajar aquí”.

Pero ahora que Idzik ha comenzado el proceso de evaluar a los mariscales en su roster, los jugadores que sobrevivieron otra temporada circense con los Jets ya están formando sus propias opiniones. Algunos, como Cromartie, incluso ofrecen sugerencias.

“Necesita tener mejores compañeros”, dijo Cromartie sobre Sánchez. “Eso es algo que el nuevo gerente tiene que ver y evaluar mientras observa el roster. Él necesita conseguirle ayuda a Mark”.

Eso se dice más fácil de lo que se hace. La situación del tope salarial de los Jets en 2013 es tan mala como lo fue la de los Oakland Raiders en 2012, razón por la que muchos candidatos no estaban seguros de tomar el puesto los Jets invitaron a 10 candidatos durante un periodo de dos semanas antes de decidirse por Idzik.

Y el contrato de Sánchez complica más el asunto. Si los Jets intentan retenerlo costará $12.8 millones contra un tope salarial que ya está saturado. Y si los Jets cortan a Sánchez, contará aún más contra ese tope, alrededor de $17.2 millones.

Es un dilema que Idzik heredó y su trabajo es encontrar soluciones. Aún si Cromartie rechazó una oferta para intentar resolverlo.

“Eso está por encima de mi rol”, dijo.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí