{* Registration link override *}

Publicidad | Vea su anuncio aquí

La NFL ya contempla varios planes para enfrentar el mal clima durante el SB XLVIII

110213_nieve

Las tormentas de nieve en febrero de 2013 en el área de New York/New Jersey ponen bajo advertencia a los organizadores del Super Bowl de 2014 (AP-NFL).

- NFL

NEW YORK – Las tormentas de nieve que han azotado recientemente el noreste de los Estados Unidos, en las que se han acumulado hasta un metro de nieve, han significado una señal de atención para los organizadores del Super Bowl XLVIII.

Opina en los foros de la NFL.

La región no es inmune al extremo clima invernal a inicios de febrero y el periódico Sports Business Journal informó que la liga ya ha discutido varios planes de contingencia si el mal clima golpea al área durante el fin de semana del 2 de febrero de 2014, cuando se celebrará el "Súper Domingo" en el MetLife Stadium, de East Rutherford, New Jersey.

Las opciones incluyen postergar el juego varios días o jugarlo el sábado anterior si el mal clima es pronosticado. La liga que se puede lidiar con una típica tormenta invernal. La mayor preocupación es una tormenta extrema que paralice a la región.

“Tenemos que verlo desde todos los ángulos: Una tormenta el día del juego; tormenta antes del juego; tormenta después del juego”, fue lo que señaló una fuente citada en el reporte.

“Habrá un clima mucho más frío, pero habrá mucha gente y problemas de transportación a pesar de ello”, dijo Jeff Miller, vicepresidente de seguridad de la NFL. “Cuando tienes muchas partes en movimiento y grandes multitudes, los sistemas de transporte ya están saturados todos los días, por lo que se tiene que lidiar con estos problemas”.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí