{* Registration link override *}

¿Te robaron tus boletos del Super Bowl? ¡El comisionado los repone!

Salvó el día

Nicole Hill y Sarah Agerup podrán asistir al Super Bowl y otros eventos gracias a que Roger Goodell las vio en televisión y decidió ayudarlas (AP-NFL).

- NFL

Dos fans de los Seattle Seahawks pudieron evitar un desastre en su fin de semana del Super Bowl.

Nicole Hill y Sarah Agerup de Seattle dijeron a WCBS-TV que alguien había robado sus boletos al Super Bowl cuando se llevaron la cartera de Hill en el Aeropuerto Internacional de San Francisco de camino a “La Gran Manzana”.

Hill se paró con un letrero que explicaba su situación cuando Lonnie Quinn de CBS la sacó de la multitud durante una transmisión en vivo de la estación Hill dijo que usó un pasaporte de repuesto para llegar a Nueva York y que un buen samaritano la llevó del aeropuerto a Manhattan.

“Un maravilloso neoyorquino me llevó del aeropuerto a mi hotel anoche”, dijo Hill. “Ustedes los neoyorquinos son excelentes personas”.

Al final resultó que el comisionado de la NFL Roger Goodell estaba viendo la transmisión de la televisora y pidió a oficiales de la liga que intentarán encontrar al dúo para reponer sus boletos perdidos.

Las cámaras de CBS mostraron a Agerup y Hill llorando cuando la NFL ofreció reponer sus boletos.

“Han sido 24 horas muy largas, puedo admitirlo, pero estamos aquí en Nueva York y aparentemente mi amiga está llorando por algo bueno así que creo que nuestra suerte puede estar cambiando”, dijo Hill a un representante de la NFL por teléfono.

Un portavoz de la NFL confirmó a Around The League que Goodell se reunió con las dos mujeres el día antes del juego en el Super Bowl Boulevard para darles boletos para el partido así como para una fiesta previa las mujeres también entrarán por la alfombra roja en los NFL Honors en Radio City Music Hall.

Para Agerup, la oportunidad de ver a los Seahawks en el Super Bowl es agridulce. Sus padres se conocieron en una cita a ciegas en un partido de los Seahawks en 1991; el padre de Agerup, Brad, había sido preparador físico del equipo a finales de los ochenta. Tristemente un conductor ebrio mató a sus padres en 2009.

Tanto Agerup como Hill son autoproclamadas fans de por vida de los Seahawks y su historia del Super Bowl cambió de un desastre a un cuento de hadas.