Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Giants desfilaron por Nueva York
  • Próximo álbum

Los campeones Giants festejaron con el Trofeo Lombardi por las calles de NY

En el carro principal, el coach Tom Coughlin, Eli Manning y Justin Tuck acompañaron a las familias Mara y Tisch, propietarias de la franquicia campeona.
El 'Cañón de los Héroes' fue el escenario donde los Giants recibieron el reconocimiento que merecen por su gran triunfo.
Mientras Justin Tuck levantaba el Trofeo Lombardi, Eli Manning portaba el Trofeo George Halas para el equipo campeón de la NFC.
Por segunda vez en su carrera, el menor de los Manning hizo las delicias de los neoyorquinos con su triunfo en el juego máximo.
La 'gran manzana' vibró como en las grandes ocasiones con la lluvia de papelitos característica de estos desfiles.
Steve Tisch, copropietario de los Giants, sostiene el Trofeo Lombardi mientras es observado por Mario Cuomo, gobernador del estado de Nueva York y flanqueado por Tuck y Manning.
Justin Tuck no perdía la oportunidad de mostrar por todo lo alto el Trofeo Lombardi ante la algarabía de los fanáticos en el distrito financiero.
Un eufórico aficionado mostró el mayor número de periódicos que registraron la hazaña de su equipo.
Muchas veces Eli Manning es señalado como un jugador inexpresivo en exceso, pero en esta jornada ello no podía suceder.
Los fans de 'sangre azul' no dejarán de festejar por semanas, pero principalmente nunca olvidarán este día.
Correspondió a unos héroes de todos los días, los bomberos de NY, ceder los honores a los campeones de la NFL.
Infinidad de cámaras fotográficas y teléfonos celulares captaron los detalles del desfile de los campeones.
Por supuesto, también abundaron las bellas aficionadas que regalaron sonrisas y vítores sin cansancio.
El esquinero Antrel Rolle estuvo en contacto con los fanáticos que no perdieron oportunidad de saludar de mano a un campeón.
Una pequeñita vistió el jersey número 80 de uno de los favotiros, el boricua Víctor Cruz.
Otro de los más vitoreados fue el ala defensivo Jason Pierre-Paul.
Tuck y Manning se alternaban el Trofeo Lombardi, pero no dejaban de tener al menos un brazo levantado para complacer a sus seguidores.
Tampoco se salvó Eli de lanzar pases en pleno festejo.
Nadie dejó de presumir los recuerdos de la gran ocasión.
Y no podían faltar aquellos que se toman muy en serio la rivalidad entre NY y Boston.
Las ventanas de los rascacielos y cualquier edificio que quedara al paso de los campeones se convierten en balcones de lujo.
Antrel Rolle y Jason Pierre-Paul estuvieron entre este grupo que hizo una parte del recorrido a pie.
Eli Manning estuvo sentado al lado del alcalde de Nueva York Michael Bloomberg a la hora de los discursos para honrar a los Giants.
El entrenador Tom Coughlin no dejó de alabar la labor de equipo de sus muchachos y de felicitar a la gran afición de los Giants.
La gran ovación fue para Eli cuando se levantó para dirigirse a la multitud con el trofeo en mano.
Y otro al que no se le podía perdonar dejar de hacer algo era al boricua Víctor Cruz. Obvio, alegró a NY bailando salsa.
Cruz ya tiene legiones de seguidores que hicieron patente su idolatría por el receptor que anotó un TD contra los Patriots.
Todos gozaron con el ritmo del ya célebre 'Salsero'.
Uno de los que más emocionaron con sus festivas expresiones fue Andre Brown.
Nueva York vivió una jornada emocionante como lo merecen ser las fiestas por un campeonato.

Nueva York festejó el título de los New York Giants, que derrotaron a los Patriots en el Super Bowl XLVI, con el desfile del equipo.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Los Giants tumbaron a los Patriots otra vez y son campeones

Estadísticas alucinantes para la Semana 4 de la NFL

Los Ravens domaron a los Panthers, estas son las mejores imágenes

Redskins engalanan el arranque de la Semana 4

Disfruta más imágenes
a tu izquierda